Innovación y diseño Jean Dubost

Couteaux_Christian_Etchebest_par_Jean_Dubost
Esquisse_Couteau_Christian_Etchebest_par_Jean_Dubost_fabrication_francaise
Reunion_de_travail_Design_couteau_Christian_Etchebest_par_Jean_Dubost

Creación de un cuchillo para el chef de cocina francés Christian Etchebest

Este cuchillo, fruto de la unión de dos apasionados, uno de la cocina y otro de los cuchillos, ha sido diseñado, creado y fabricado por los equipos Jean Dubost para el chef francés Christian Etchebest. Este cuchillo fabricado en Francia presenta una línea robusta y original. Su hoja lisa de acero inoxidable le ofrece una trinchado excepcional, tanto con su mango en auténtica madera de olivo o de micarta, y está dotado de una excepcional ergonomía ¡ideal para todos los amantes de la bistronomía!

Descubra la fabricación del cuchillo C. Etchebest.

Prix_AMC_Jean_Dubost_2003

2003 : Premio AMC (Associated Merchandising Company)

2003 : Premio AMC (Associated Merchandising Company) de los EE.UU, a la calidad de los productos y al rendimiento del servicio Jean Dubost.

Prix-Design-Interior-Lifestyle-couteaux-paperline
Prix-Design-Interior-Lifestyle-Shanghai
Prix_Best_green_style_Shangai_Jean_Dubost_2011

2011: Gran premio de diseño en la feria comercial de interiorismo y estilo de vida de Shanghái

En octubre de 2011, la empresa fue galardonada con el premio al «Estilo de vida interior» en la feria de Shanghái, en la categoría de diseño, gracias a la gama de cuchillos de cocina «Paper Line».

El jurado destacó la combinación del diseño de materiales/mango.

Materiales: paperstone®, papel reciclado y resinas naturales.

Diseño: M. David Desquien.

2013_Prix_William_Sonoma_Jean_Dubost_2
2013_Prix_William_Sonoma_Jean_Dubost

2013: Milán, Premio William Sonoma «Vendor appreciation outstanding partnership» (reconocimiento al vendedor por su destacada colaboración)

En 2013, la conocidísima cadena de tiendas de lujo estadounidense volvió a otorgar a la empresa de cuchillería francesa Jean Dubost el premio «Vendor appreciation outstanding partnership» en reconocimiento a nuestra fiel colaboración, iniciada por el mismo Jean Dubost hace varias decenas de años.

2017: Finalista en el trofeo de empresas La Montagne, sección exportación

Jean Dubost: cuchillería francesa entre las tres nominadas al trofeo de empresas en la categoría «Internacional».

jerome-pouey-designer-easign
gamme-vintage-sketch-01
gamme-vintage-sketch-02
gamme-vintage-sketch-03
gamme-vintage-vue-3D
gamme-vintage-vue-3D-2

Testimonio de Jérôme Pouey, diseñador

«En mi opinión, el diseño es, ante todo, una forma de servir a la gente. Algo que les resulte funcional pero también, y quizá incluso de forma más especial, que les cuente una historia... Que sea la continuación del trabajo realizado por artesanos que siempre han fabricado objetos cuya función principal es la utilitaria, naturalmente, pero que también suelen ser muy bellos...

Esta belleza simple proviene del vínculo íntimo que existe entre la función del objeto y el sentido que tiene esa función en la cultura. Este vínculo lo encontramos en los cuchillos y los artículos de mesa. Y lo volvemos a hallar en todos los pequeños rituales que forman parte de nuestras vidas, desde la tostada del desayuno hasta la preparación de una comida formal o informal.

Incluso en la tradición profundamente enraizada de dar una moneda a cambio de un cuchillo dado, algo que heredé de mi abuelo y que yo he transmitido a mis hijas. Porque estos objetos diarios nos cuentan historias que tienen que ver con la cocina, con la alegría de la mesa compartida, con el abuelo tallando un cuenco de madera, etc. Y también nos invita a recordar que proviene de una larga tradición que mezcla el know-how y la innovación. Testigos y actores de nuestras vidas y nuestras propias historias.

Por eso he guardado cuidadosamente los recipientes de mi abuela y de mi madre, y guardo los cuchillos de mi abuelo en mis cajones… y no olvido que fue mi padre quién me enseño a afilarlos.

Creo que por eso los diseñadores disfrutan tanto dando forma a cuchillos y cubiertos, especialmente a los que les gusta cocinar. Así que, sí, tengo que admitir que me siento realmente feliz de poder diseñar los cuchillos con el señor Dubost».